AIKIDO - COLEGIO JESÚS EUCARISTÍA


 
 

 

¿Qué es AIKIDO?

El Aikido es un arte marcial japonés tradicional, cuyos vocablos pueden traducirse de la siguiente manera: AI (armonía / juntos), KI (energía / espíritu), y DO (camino).

En Aikido no existe la competición porque es un arte netamente defensivo, derivado del arte de la espada KEN - JUTSU (Originando Técnica). El JO "1.28" (da el movimiento). Y del JU - JUTSU, incluyendo elementos de la filosofía ZEN. Mientras que las escuelas tradicionales de arte marcial hacen énfasis en la defensa personal y el combate, el Aikido rechaza estos ideales puramente físicos y cambia el aspecto de la violencia por la armonía.

Durante su entrenamiento se intercambian los papeles de atacante y atacado. La clase se desarrolla mediante el estudio de efectivas técnicas de inmovilización y proyección. El estudiante corrige su postura y la amplitud de sus movimientos a través del trabajo de armas (Jo o bastón de madera, boken o sable de madera y, tanto o cuchillo japonés).

Al interior del Aikido se busca cultivar las siete virtudes del guerrero (conocidas como bushido): honradez y justicia (gin); valor heroico (yu); compasión (jin); cortesía (rei); honor (meyo); sinceridad absoluta (makoto) y, deber y lealtad (chugo).

 

¿Qué es AIKIDO?

El AIKIDO es una magnífica síntesis de las artes marciales japonesas, porque además de ser un excelente método de defensa personal, es una disciplina eficaz para el desarrollo y utilización de las fuerzas del hombre, tanto física como espiritual.

AIKIDO no es un deporte ni un arte de combate. Se trataba de una práctica enfocada a la búsqueda interior. Mediante un ejercicio sincero y disciplinado logra configurarse en un eficaz método de defensa personal.

La práctica del Aikido se basa en los siguientes principios: Relajación, concentración, no-resistencia, ausencia de un espíritu de competencia, respiración abdominal, ausencia del concepto de adversario, y uso del ki. Es además, un arte depurado que goza de buena estética, sobriedad, dinamismo, sencillez, elegancia y serenidad.

Morihei Ueshiba desarrolló el Aikido luego de estudiar en varias escuelas de artes marciales, entre ellas Tenjin Shin' Yo Ryu Jujutsu con Tokusaburo Tozawa en 1901, Gozo-Ha Yagyu Shingan Ryu con Masakatsu Nakai entre 1903 y 1908, Judo con Kiyoichi Takagi en 1911 y Daito-ryu aiki-jutsu con Sokaku Takeda desde 1915 hasta 1937, aproximadamente. Ueshiba fue uno de los discípulos más destacados del Daito Ryu.


 

Los invitamos a leer también: "Principales Benefícios de la Práctica del AIKIDO."